El agua y la fibra aliados maravillosos


Jorge Méndez

La fibra... Un aliado de la salud

La fibra dietética es un gran aliado de nuestra salud ya que nos da muchos beneficios, te invitamos a conocer sus funciones dentro de nuestro organismo.

La fibra dietética es el conjunto de componentes que se encuentran en los alimentos de origen vegetal, cuya principal característica es que no pueden ser digeridos por nuestro organismo. Aunque no nos proporcionan sustancias nutritivas, es básica para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. La mayoría de los alimentos de origen vegetal contienen fibra de 2 tipos: soluble e insoluble, en distintas cantidades.

Beneficios de la Fibra dietética: Nuestro aparato digestivo está diseñado para que la alimentación contenga una cantidad de fibra adecuada, que debe estar entre los 20 y 30 g de fibra al día. Esto sólo se puede conseguir con un aporte importante de alimentos de origen vegetal en la dieta.

Entre los beneficios más importantes que la fibra dietética le puede dar a tu cuerpo, podemos mencionar que disminuye los niveles de glucosa (azúcar) y colesterol en sangre, disminuye el riesgo de padecer enfermedades del corazón, nos ayuda a reducir problemas como el tan molesto estreñimiento, evita el riesgo de padecer obesidad, entre otros. Además, se cree que su presencia en la dieta puede ayudar a reducir el riesgo de padecer cáncer de cólon y recto, hernia hiatal, hemorroides y apendicitis.

¿Donde puedes encontrar la fibra? En cereales integrales y derivados como el pan, avena, arroz, trigo, centeno, salvado y pastas. Leguminosas como caraotas, arvejas, fríjoles y lentejas. Frutas: manzana, pera, uvas, ciruelas, etc., hortalizas: espinaca, brócoli, coliflor, etc., y verduras como la yuca, apio, ocumo.

Recuerda Es muy importante consumir muchas frutas, verduras y cereales para así consumir los dos tipos de fibra. Para lograrlo te recomendamos incluir en la dieta alimentos elaborados con harinas ó cereales integrales, consumir frutas preferiblemente en trozos o en forma natural y hortalizas crudas con su concha (en los casos que sea posible consumir) por ejemplo la papa o la manzana, las ensaladas son deliciosas no se te olviden en tu menú y como postre puedes incluir a las frutas (prefiere las de temporada), las leguminosas son una excelente opción ya que es una buena fuente de fibra y además nos aportan proteínas de origen vegetal.

Por último para que la fibra pueda realizar todas las funciones maravillosas en tu organismo, no olvides tomar suficiente agua. Conozcamos un poco de este líquido vital que nos ayudará a que la fibra se convierta en tu aliada.

El Agua Elíxir de la Vida!!!

Beber agua, es decir, mantenerse bien hidratado, es uno de los pilares de un buen estado de salud.

La importancia de una hidratación adecuada ha aumentado en los últimos años, pero, al mismo tiempo existe mucha información errónea y mitos al respecto, por lo tanto, debemos tener mucho cuidado a la hora de elegir el tipo de bebida y la cantidad necesaria para hidratarnos.

En primer lugar, debemos elegir una bebida adecuada para mantenernos hidratados, si bien todas las bebidas tienen un porcentaje de agua, NO todas son saludables. Las bebidas gaseosas, el alcohol, el café, son alguna de las bebidas que superan al consumo de agua en la población. Las bebidas deportivas también son utilizadas de forma errónea, ya que estas como su nombre lo indican van dirigidas sólo a una población en especial: deportistas.

¿Si nuestro cuerpo está compuesto de agua, para qué necesitamos beber agua constantemente? Las personas piensan que nuestro cuerpo pierde líquidos sólo cuando orinamos, pero no es así, tu cuerpo pierde 2 litros de agua diariamente a través de la respiración, las heces, el sudor y la orina, por lo tanto debemos reemplazar el líquido que se pierde todos los días. Estas pérdidas pueden ser mayores cuando existen enfermedades como diarreas, vómitos, fiebre, etc. o cuando se realizan actividades deportivas. También existen una serie de factores que influyen en la perdida de agua como la humedad, la temperatura, presión altitud, entre otras.

Para lograr un buen estado de hidratación debemos mantener un equilibrio entre el consumo y la pérdida de agua.

¿Qué cantidad de agua debo consumir? Se recomienda en promedio un consumo de 2,2 litros de líquido al día en mujeres y 3 litros al día en los hombres, este se puede cubrir con el consumo de agua, jugos, infusiones, caldos o sopas.

¿Qué beneficios obtengo al tomar suficiente agua? Mejorara el rendimiento físico, mental, proporciona un aumento de nuestra resistencia física, incrementa la concentración, mejora la apariencia de la piel y nos proporciona un óptimo nivel de salud y bienestar.

¿Qué pasa si no tomo agua? Existen muchas consecuencias entre las que podemos destacar cálculos renales e infecciones urinarias, infecciones bacterianas y virales, fisuras anales, hemorroides debido al estreñimiento, ulceras por presión, debido a una falta de hidratación de la piel, gingivitis (inflamación de las encías) y otras enfermedades bucales a causa de alteraciones de la saliva, deshidratación, que puede provocar fallo multiorgánico, alteraciones cardiovasculares, coma y muerte en casos extremos.

La sed es el sistema de defensa del organismo contra la deshidratación, es un sistema de alerta, pero cuando la sed se presenta el proceso de deshidratación ya ha comenzado, por lo que debemos estar consumiendo agua durante el día sin esperar que nos de sed.

Así pues, se recomienda ingerir líquidos con regularidad a lo largo de todo el día, teniendo en cuenta las necesidades hídricas diarias de cada individuo y prestando una especial atención en los meses calurosos y en situaciones con necesidades aumentadas (ejercicio físico intenso, quemados, fiebre, etc.).

Si realizas una buena combinación entre la fibra y el agua en tu día a día, siempre tendrás dos aliados maravillosos para tu salud!!!


Bibliografía