Bioética en Nutrición


Marian Araujo Yaselli
Escuela de Nutrición y Dietética, Facultad de Medicina, U.C.V.

Ética, del griego ethos y Moral, del latín mors, moris, ambas significan "costumbre" y cuando se les nombra, la persona desea referirse a lo bueno, a lo que considera correcto. Sin embargo, estas palabras no son sinónimos y es necesario aclarar el significado de cada una de ellas, para poder comprender adecuadamente lo que representa la Bioética y como podemos aplicarla al área de la Alimentación y Nutrición.

A la Ética concierne el estudio sistemático de los problemas fundamentales de la conducta humana (1). Como es de imaginarse, la totalidad de las ciencias humanísticas poseen su basamento ético y gran parte de las otras ciencias que conforman el saber humano (económicas, políticas, ciencias puras, de la salud, entre otras) también se benefician de los aportes de la Ética, directa o indirectamente. La Ética es parte de la "ciencia madre" Filosofía, y le interesa poner al descubierto no los hechos sino los valores del comportamiento humano. Es una "ciencia normativa", no se ocupa primariamente del carácter vital de la conducta humana sino de un ideal; no con lo que la conducta humana es sino con lo que debe ser (1).

Bajo la denominación de Moral se entiende el conjunto de todos los deberes del hombre. El sentido moral es una orientación fundamental que el hombre adquiere y asume, y que va desde una concepción objetiva de la responsabilidad hasta una concepción moral entendida como comprensión y mutuo respeto. Representa una de las dimensiones básicas de la estructura y realización de la persona. La libertad es imprescindible para la moralidad y se es bueno cuando uno lo es en toda circunstancia, cuando lo es por virtud. La moral ha clasificado las virtudes y los vicios. Son virtudes, la "justicia" (dar a cada quien lo suyo), la "templanza" (saber dominar las pasiones), la "fortaleza" (ser valiente ante los peligros), la "lealtad" y el "respeto". (1)

Resumiendo, si la Ética es la ciencia, la Moral es el objeto de dicha ciencia. La una es la teoría (el deber ser), el análisis de los dilemas éticos y de los valores, por ejemplo; y la otra es la práctica (el es), las normas, códigos morales y las sanciones que cada cultura establezca. Por lo que, se puede ser perfectamente moral sin saber ética (1), debido a que, desde que nacemos la familia y la sociedad nos moldea total o parcialmente bajo sus preceptos morales, haciendo que seamos aceptados, alabados y promovidos; o rechazados, marginados y aislados del resto del grupo.

La Bioética trata de suministrar la respuesta para los nuevos dilemas éticos derivados del aumento del conocimiento científico y tecnológico. Esta expresión deriva de dos términos griegos: bios, vida y ethos, ética. (1) El término fue por primera vez utilizado en el año 1971, por Von Potter. Su idea desarrolla un plan de unificación mediante el cual ciencia y ética interaccionan en sus campos específicos. Los investigadores de la Universidad de Georgetown (1) definen la Bioética como "el estudio sistemático de la conducta humana en el área de las ciencias de la vida y del cuidado de la salud, a la luz de los valores morales y principios.

Existen otros tres conceptos básicos que considero importantes puntualizar antes de aplicar la Bioética en nutrición. Estos son: persona humana, proyección afectiva y los principios, normas morales y obligaciones para los profesionales de la salud.

La Persona es una totalidad, no una simple suma de cualidades. En el centro de esta totalidad personal está una subjetividad que es propia de cada ser, que sólo a él le pertenece, que le permite tomar decisiones libremente y que tiene conciencia de sí mismo, de las demás personas y del mundo con el que se relaciona (2).

La Proyección afectiva como regla de oro ética (Norma fundamental de la conducta, que contiene la totalidad de las exigencias morales de las relaciones interpersonales de los hombres), expresa a través de la formulación del Mahabharata (Gran Epopeya Nacional de la India, Libro XIII, 5571), lo siguiente: <<No hagas a ninguno lo que él no quiere que a él mismo le suceda. Al rechazar, al dar, en la alegría y en el sufrimiento, en el agrado y en el desagrado, cada uno encuentra su pauta poniéndose en el lugar del otro" (3)

El Dr. Alfredo Castillo Valery (1994) presenta en una tabla didáctica, los principios, normas morales y obligaciones de los profesionales de la salud, la cual reproduzco a continuación (4).

PRINCIPIO NORMA MORAL OBLIGACIONES
AUTONOMIA (*) No coartar la Libertad Consentimiento Válido. Respetar decisiones.
BENEFICIENCIA (*) Promover el bien Atención respetuosa y de alta calidad.
PRIVACIDAD (*) Mantener Secreto Médico. Resguardo de confidencias. Respeto por intimidad.
NO INDUCCION DE DAÑO No inducir dolor ni discapacidades evitables. Análisis Riesgo/Beneficio. No prolongar el morir.
SANTIDAD DE la vida No matarás Preservación de la vida.
Calidad de la vida Refuerza los valores positivos de la persona Alivio del sufrimiento.
Justicia distributiva Dar a cada quien lo que necesita. Adecuada distribución de recursos. Apropiado nivel de atención.

(*) Conforman la Dignidad de la Persona Humana, lo más valioso que poseemos, nuestra dignidad.

Siendo la Nutrición y Dietética una profesión del área de la salud, que combina justamente conocimientos de otras ciencias y de la suya propia, es de esperar que sus implicaciones bioéticas sean múltiples y complejas.

De esta forma, podemos inter-relacionarla con la Investigación (ej. National and Hispanic Health and Nutrition Examination Survey, HANES. 1995), con Salud Pública (ej. el enfermo y sus derechos, el derecho a la alimentación (UNICEF, 1995) y el estado nutricional como indicador de calidad de vida), con aspectos Legales y Publicitarios (ej. alimentación y grupos vulnerables al fraude (obesos, diabéticos, ancianos, etc), cuñas de televisión y etiquetado nutricional), con la Praxis (Práctica Profesional) y el gremio de Nutricionistas (ej. proyecto de Ley de ejercicio, código deontológico y, conducta y respeto hacia el ejercicio), con la Religión y tendencias filosóficas (ej. reglas y creencias judías, católicas, musulmanas, desde vegetarianismo hasta antropofagia), con la Ingeniería Genética y la Biotecnología (ej. en la nutrición infantil), con Tecnología de los Alimentos (ej. aguas fluoradas, alimentos enriquecidos y/o fortificados y nuevas alternativas alimentarias), con el Deporte (ej. utilización de medios ergogénicos nutricionales), con la Educación (.ej. la educación holística, el discurso pedagógico y la incorporación de los estudios en bioética en los pensum de estudios). Para culminar con esta amplia lista de posibilidades de aplicación de la Bioética en el campo de la Alimentación y Nutrición (aunque tengo la plena convicción que existen muchas más), se encuentra el área Clínica y Asistencial, donde la mayor cantidad de artículos publicados se refieren a la administración o suspensión del soporte nutricional parenteral y enteral en diferentes grupos de pacientes con diversas patologías (ej. pediátricos, embarazadas y ancianos con desnutrición, cáncer, SIDA, en estado crítico o terminal).

Quisiera concluir este breve resumen con algunos fragmentos extraídos de la novela "Etica para Amador" de Fernando Savater, quien la escribió para su hijo Amador. (5)

Refiriéndose a la Etica: "... Su objetivo no es fabricar ciudadanos bienpensantes (ni mucho menos malpensados) sino estimular el desarrollo de Librepensadores."

"...Moral es el conjunto de comportamientos y normas que tú, yo y algunos de los que nos rodean solemos aceptar como válidos; ética es la reflexión sobre por qué los consideramos válidos y la comparación con otras morales que tienen personas diferentes."

<<Soy humano -dijo un antiguo poeta latino- y nada de lo que es humano puede parecerme ajeno>>

"Para lo único que sirve la ética es para intentar mejorarse a uno mismo, no para reprender elocuentemente al vecino; y lo único seguro que sabe la ética es que el vecino, tú, yo y los demás estamos todos hechos artesanalmente, de uno en uno, con amorosa diferencia."

"A la condición que puede exigir cada humano de ser tratado como semejante a los demás, sea cual fuere su sexo, color de piel, ideas o gustos, etc., se le llama dignidad. Y fíjate que curioso: aunque la dignidad es lo que tenemos todos los seres humanos en común, es precisamente lo que sirve para reconocer a cada cual como único e irrepetible."

"<<Adiós, amigo lector; intenta no ocupar tu vida en odiar y tener miedo>>. (Sthendal, Lucien Leuwen)"


Referencias

  1. León C A. Ética en medicina. Tribuna Médica 1988, Sept. (2):35-8.

  2. Castillo V A. La persona humana. En: Ética Médica ante el Enfermo Grave. Barcelona: Editorial Jims, 1986 (3):53-65.

  3. Castillo VA. Regla de oro. En: Ética Médica ante el Enfermo Grave. Barcelona: Editorial Jims, 1986 (4):67-77.

  4. Castillo VA. Aspectos Ético-Morales sobre Asistencia del Paciente Terminal. Muerte Encefálica. Donación de Órganos. Cuadernos de la Federación Médica Venezolana 1994, No. 8.

  5. Savater F. Ética para Amador. Barcelona: Editorial Ariel, 1991. 7ma. Edición.