Consideraciones sobre la presencia de contenidos relacionados con la nutrición y la alimentación en los programas de estudio propuestos en el Currículo Bolivariano 2007 (De La República Bolivariana de Venezuela)


Albino Rojas
Dpto. de Ciencias Naturales y Matemática
Universidad Pedagógica Experimental Libertador
Instituto Pedagógico de Miranda José Manuel Siso Martínez
arojas@cantv.net / albinorojas@cantv.net

Del Sistema Educativo Bolivariano

La educación como proceso integral para todos los ciudadanos, es concebida como la "base de la transformación social, política, económica, territorial e internacional; otorgando al Estado la responsabilidad de asumirla como una función indeclinable", tal como lo señala la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV, 1999). Este es uno de los postulados principales del Sistema Educativo que intenta articular la nueva matriz política, social y cultural que se está generando en el país, y que forma parte del modelo de desarrollo que el Gobierno Bolivariano construye en la actualidad.

A partir de 1999, se inició un proceso de transformaciones en materia educativa. Comenzó a gestarse la llamada Educación Bolivariana; la cual se concreta en una Propuesta que plantea el cambio del Nivel de Educación Básica en dos Sub Sistemas: Primaria Bolivariana y Secundaria o Liceo Bolivariano. El primero de seis grados y el segundo de cinco grados respectivamente.

La transformación educativa planteada por el Ministerio de Educación y Deportes (2005) considera, dentro de su concepción, ofrecer una educación integral de calidad para todos los habitantes del país y propone los procesos de enseñanza y aprendizaje en un contexto de naturaleza humana total e integral.

En la Propuesta del Sub Sistema de Educación Primaria Bolivariana (2007) las recomendaciones contempladas en los programas de 1997 no fueron consideradas por sus diseñadores para el Sub Sistema de Educación Primaria Bolivariana de 2007.

En líneas generales el Sistema Educativo Bolivariano hace énfasis en la proyección social y en la integración comunidad - escuela. Parte de la premisa que la escuela debe responder a los requerimientos del contexto social en el que se ubica y la comunidad local debe incorporarse al trabajo en la escuela para colaborar con el logro de los intereses comunes.

La Propuesta del Sistema Educativo Bolivariano (SEB), es definida por el Ministerio del Poder Popular para la Educación (MPPE, 2.007) como un conjunto orgánico de planes, políticas, programas y proyectos estructurados e integrados entre sí, que orientado de acuerdo con las etapas del desarrollo humano, persigue garantizar el carácter social de la educación a toda la población venezolana, desde la rectoría del Estado venezolano.

Los aspectos básicos relacionados con la fundamentación de la propuesta de diseño curricular del Sistema Educativo Bolivariano (SEB) aparecen reflejados con el título de Orientaciones. En ellas incluyen los basamentos Legales, Filosóficos, Epistemológicos, Sociológicos, Educativos y Organizativos.

En las orientaciones legales la propuesta se basa en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999) y Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente (LOPNA, 1998). Dejando de lado la Ley Orgánica de Educación (1980) que para ese momento no se ajustaba a las características del modelo educativo que se deseaba implantar.

En las orientaciones filosóficas aparecen señalados los ideales de libertad, justicia, originalidad y emancipación de Simón Rodríguez, Simón Bolívar, Francisco de Miranda y Ezequiel Zamora. De Simón Rodríguez también toman sus postulados filosóficos.

Con relación a las Orientaciones Epistemológicos se mencionan: la Promoción de aprendizajes inter y transdisciplinarios; la apropiación activa y creadora y el autoperfeccionamiento constante; los procesos de socialización, compromiso y responsabilidad; la elaboración en colectivo considerando el contexto histórico y cultural y el logro de seres capaces frente a la complejidad de este mundo cambiante e intercultural.

Las orientaciones sociológicas se basan en el Ideario de: Francisco de Miranda, Simón Rodríguez, Simón Bolívar y Ezequiel Zamora y las orientaciones educativas se toman del Ideario educativo de: Luis Beltrán Prieto Figueroa, Belén Sanjuán Colina, José Martí, Paulo Freire y Lev Semionovich Vigotsky.

En las orientaciones organizativas se incluyen los principios, las características, los objetivos, los ejes integradores, el perfil del maestro y la maestra y el perfil del egresado y la egresada.

La propuesta plantea al SEB como un proceso de formación centrado en el ser humano, como Ser Social, que se caracteriza por ser humanista, liberador, democrático, participativo, con equidad y calidad, transformador, permanente e integral. Dentro de sus principios aparecen: unidad en la diversidad, flexibilidad, participación, interculturalidad, equidad, atención a las diferencias y desarrollos individuales, formación en, por y para el trabajo y la Integralidad. Los Ejes Integradores son el equivalente a las Ejes transversales del modelo vigente; en estos se incluyen: Ambiente y salud Integral, Interculturalidad, Tecnología de la Información comunicación y el Trabajo Liberador.

En la propuesta del SEB se presentan, como elementos organizativos los Pilares, que no son más que el equivalente a las Dimensiones del Ser en el modelo educativo vigente. En este sentido se habla del Aprender a Crear, Aprender a Participar, Aprender a Valorar y Aprender a Reflexionar.

En el siguiente gráfico (gráfico N° 1) se presenta un ejemplo de la manera como se organizan estos elementos en la Propuesta del SEB (2007)

Gráfico 1
Estructura curricular de la propuesta del Sistema Educativo Bolivariano para el Sub Sistema de Educación Primaria Bolivariana.

Como se aprecia, las áreas de aprendizaje se reducen a cuatro: (1) Lenguaje, comunicación y Cultura; (2) Matemáticas, Ciencias Naturales y Sociedad; (3) Ciencias Sociales, Ciudadanía e Identidad; (4) Educación Física, Deporte y Recreación.

Dentro de las áreas de aprendizajes se presentan los componentes. Estos vendrían a ser el equivalente de lo que podría llamarse objetivos generales y dentro de ellos los contenidos propiamente dichos.

A modo de ejemplo se presentan a continuación los componentes del área Ciencias Naturales y Sociedad:

De primer a tercer grado:

De cuarto a sexto grado:

En este ejemplo se aprecia la integración de contenidos, dándole mayor importancia al área de Matemática. Esto impacta negativamente el desarrollo de temas integradores como la alimentación, la salud y el ambiente. Constituyéndose en un notable retroceso con relación a los programas de estudio del Currículo de 1997.

Para evidenciar esta situación se Rojas (2008) realizó una revisión detallada de los contenidos relacionados con Nutrición y Alimentación que se incluyeron en la propuesta del nuevo diseño Bolivariano.

Presencia de contenidos relacionados con Nutrición y Alimentación en la Propuesta del Sistema Educativo Bolivariano

Con base a la información expuesta en la estructura curricular de la Propuesta del Subsistema de Educación Primaria Bolivariana puede decirse que presenta profundas deficiencias y limitaciones en cuanto a la promoción de contenidos propios de la Educación Nutricional y Alimentaria.

Esta situación deja en evidencia que el equipo de diseñadores de la Propuesta de 2007 no tomó en consideración los avances que en materia Nutricional y Alimentaria se habían logrado con el diseño curricular de la Primera y Segunda Etapa de Educación Básica de 1997. El Instituto Nacional de Nutrición (INN) no fue consultado al momento de considerar los contenidos a incluir en los programas de estudio. Reflejo de esta realidad, pudiera ser, el hecho de que la propuesta fue retirada y se le solicitara al INN emitir sus consideraciones.

En los 36 programas oficiales vigentes desde 1997 para la II Etapa de Educación Básica se contabilizaron un total de 7.963 contenidos. Mientras que en los 24 programas de estudio de la propuesta de Educación Primaria Bolivariana de 2007 existen 1.229. Para establecer la presencia de contenidos de Nutrición y alimentación, se revisó y categorizó cada uno.

Para categorizar los contenidos presentes en los programas se utilizó la clasificación presentada por Bello et al (1991) Por considerarse congruente con los análisis del presente trabajo.

En este sentido los tipos de contenidos se agrupan en: (1) Alimentación y Nutrición; (2) Normas y hábitos de higiene; (3) Economía del hogar; (4) Producción y disponibilidad de alimentos y (5) Preparación y conservación de alimentos.

En el siguiente cuadro (cuadro N° 1) se aprecian los contenidos relacionados con Nutrición y Alimentación presentes en la propuesta para el llamado Sistema Educativo Bolivariano. Según la cual, lo que antes constituían la I y II Etapa de Educación Básica, ahora conforman el Subsistema de Educación Primaria Bolivariana.

Cuadro 1
Distribución de frecuencia de los contenidos de alimentación y nutrición que aparecen en los programas de 1ro a 6to año de la Propuesta del subsistema de Educación Primaria Bolivariana de 2007

Como puede apreciarse sólo se presentan en los Programas de las Áreas de aprendizaje de 1° a 6° grado, un total de 43 contenidos relacionados con alimentación y nutrición. Con relación a la proporción en función al número total de objetivos esta se ubica en 3,50%, poco menos de la mitad que se presenta en los programas vigentes de 1997.

Es de hacer notar que en esta propuesta los contenidos no se presentan categorizados en función de lo Conceptual. Procedimental y Actitudinal. Sólo se ubican en bloques compactos dentro de las finalidades que presenta cada área. Le correspondería al docente sistematizarlos, jerarquizarlos y organizarlos en función del proyecto de aprendizaje con el que vaya o esté trabajando.

Al generalizar los resultados obtenidos para cada unidad de estudio, podría decirse que se establece una tendencia que va de "lo suficiente a lo deficitario". En las programas vigentes de 1997, existen 7.963 contenidos, mientras que en la propuesta sólo 1.229. En el primero la elevada cantidad de contenidos facilitan la acción pedagógica, ya que le ofrecen al docente un amplio y diverso "menú" de opciones, racionalmente distribuidos, que puede utilizar cuando planifica sus Proyectos de Aula.

Mientras que, por el contrario, en la Propuesta del 2007 falta una buena cantidad de contenidos, los cuales, el docente sabe, por su experiencia, que debe incluirlos para poder lograr la formación integral de sus alumnos y alumnas.

En el siguiente cuadro se presenta la distribución de frecuencias en función de las categorías: (1) Alimentación y Nutrición; (2) Normas y hábitos de higiene; (3) Economía del hogar; (4) Producción y disponibilidad de alimentos y (5) Preparación y conservación de alimentos.

Cuadro 2
Distribución de frecuencia de las categorías de contenidos de alimentación y nutrición presentes en la Propuesta del subsistema de Educación Primaria Bolivariana agrupados por categorías

Nuevamente se presenta mayor frecuencia en los contenidos relacionados con la categoría 1 de Alimentación y Nutrición, un 55,81%, seguido de la categoría 4 de Producción y Productividad, con un 20,93%. De igual forma, las categorías 2, 3 y 5 se presentan con los menores porcentajes. No se evidencia congruencia con las orientaciones epistemológicas de inter y transdiciplinariedad del currículo bolivariano, lo que debilita la presencia de estos contenidos de manera integral y orientados a la formación del ciudadano.

Al existir una cantidad baja de contenidos relacionados con alimentación y nutrición en la propuesta, resulta evidente que, los mismos, no fueron incluidos tomando en consideración las Guías de Alimentación para la escuela, ni en las investigaciones realizadas en Venezuela.

Otra de las implicaciones que derivan del análisis de la propuesta la constituye la misma estructura de las áreas de aprendizaje, En este caso, se presentan 4: Lengua, Comunicación y Cultura; Matemática, Ciencias Naturales y Sociedad; Ciencias Sociales, Ciudadanía e Identidad y Educación Física, Deportes y Recreación. Podría decirse que esto orienta a la integración del conocimiento, sin embargo, no existen elementos de consideración que permitan explicar el por qué se estableció de esa forma. Inclusive los contenidos aparecen colocados por Bloques de sub Áreas dentro de las mismas Áreas, lo que va en contra de la misma integralidad.

Reflexiones finales

El hecho de que en la propuesta se presentan sólo 7 contenidos, del total de 43, que reflejan, en cierta medida los postulados de las Guías de Alimentación para Venezuela, permite afirmar que si se llegaran a implementar estos programas de estudio, todo lo que se ha logrado con la Educación Básica en materia de Educación Nutricional o Alimentaria se vería severamente afectado. Se está en presencia de un diseño curricular que ignora el producto de una historia que recapitula los últimos 18 años de la historia de la nutrición en Venezuela.

Estas consideraciones se hacen en el sentido de que, tal como lo evidencian los resultados la Propuesta Curricular para la Educación Primaria Bolivariana desmejora considerablemente y representa un atraso para lo que hasta la fecha se había logrado.

En esta propuesta se evidencia un exceso de superficialidad, que no se basa en lo que en materia nutricional y alimentaria se ha avanzado en el país. No considera los aportes que el mismo INN, como ente oficial, ha realizado en esta materia. En su diseño no se realizaron consultas a expertos en el tema para decidir los contenidos que serían incluidos en los diferentes programas de estudio.

Una propuesta que se excede en el tratamiento superficial de los contenidos, que deja de lado todo lo que se había avanzado significaría un retraso lamentable para la Educación formal en materia de Nutrición y Alimentación. Podría decirse que representa una amenaza evidente de atraso para el país. Se espera que estos juicios y todos aquellos que en su momento fueron expresados sean tenidos en consideración y de alguna forma se rectifique la propuesta. En el país existen muchas voluntades ganadas a dar su aporte para ello.

Esta realidad exige alternativas para fortalecer las debilidades detectadas. En este sentido, pueden considerarse varios escenarios. El primero referido a la elaboración y actualización de los materiales instruccionales que manejan los niños. Segundo las políticas comunicacionales y de difusión en materia de alimentación del estado las cuales deben reforzar estos principios y tercero la adecuada e imprescindible formación docente que debe acompañar a estas propuestas para su debida implementación, seguimiento y adaptación a las diferentes realidades educativas del país. En ello la Universidad Pedagógica asume el reto que históricamente le corresponde al ser la llamada a formar al profesional encargado de abordar esta realidad en su quehacer pedagógico.

Referencias