En diabetes es mejor prevenir que lamentar


Maritza Landaeta de Jiménez; Elijú Patiño
Fundación Bengoa

La diabetes es una enfermedad que viene aumentando no sólo en la población adulta, sino lo que es más alarmante es el incremento en niños y adolescentes.

Es importante señalar, que cuando nos referimos a la diabetes estamos hablando de dos enfermedades diferentes. Una de ellas, conocida como diabetes insípida, es una enfermedad bastante rara causada por los bajos niveles de una hormona de la hipófisis llamada vasopresina, lo que provoca una intensa sensación de sed y la emisión de grandes cantidades de orina.

La segunda enfermedad es la diabetes mellitus, que todos conocemos como diabetes. La diabetes mellitus tiene dos formas. La diabetes mellitus tipo 1 o insulino-dependiente, que representa alrededor del 10% de los casos, y que se produce porque el cuerpo del paciente es incapaz de producir la hormona insulina o la produce en muy baja cantidad. Es la forma más grave de la enfermedad, generalmente se da en niños o en adolescentes y el paciente va a necesitar inyectarse insulina con regularidad para suplir la que el cuerpo es incapaz de "fabricar".

Los síntomas más comunes de la diabetes tipo1 son el aumento o la pérdida repentina de peso, el cansancio, la debilidad, el aumento de la frecuencia urinaria, la sed extrema y la visión borrosa. Estos síntomas de la diabetes mellitus tipo 1 pueden desarrollarse en tiempo muy corto. Si la diabetes no se diagnostica y no se trata a tiempo, puede llevar a un coma y causar la muerte de la persona en corto tiempo.

La diabetes mellitus tipo 2 o no insulino-dependiente es una forma más leve de la enfermedad que representa el otro 90% de los afectados por la diabetes mellitus. Afecta a personas adultas, y en ella la producción de insulina es menor de la normal o existe algún problema en el uso de esta insulina que impide que pueda cumplir con su misión. En la actualidad se presenta cada vez más, en niños y adolescentes

Los síntomas de la diabetes tipo 2 se desarrollan gradualmente y no son tan notables como en la diabetes mellitus tipo 1. Los síntomas incluyen la sed, el cansancio, la frecuencia urinaria (especialmente durante la noche), la pérdida de peso, la visión borrosa, las infecciones frecuentes, y las heridas que tardan en curarse.

En esta lista también incluyen un tercer tipo de diabetes mellitus: la diabetes gestacional, que se da en mujeres embarazadas. Lo normal es que tras la gestación desaparezca, pero hay evidencias científicas, que señalan que estas mujeres en el futuro desarrollen una diabetes tipo 2.

Es importante tener muy presente que la diabetes es una enfermedad sistémica, es decir que ataca a todos los órganos del cuerpo, que produce invalidez temprana y si no está bien controlada, causa serias limitaciones en la calidad de vida de quienes la padecen. A largo plazo afecta a diferentes órganos: riñón (insuficiencia renal), ojos (retinopatía), problemas cardíacos (infartos de miocardio), alteraciones en extremidades y enfermedad gingival.

Por que cuidar que la insulina no se agote.

La insulina es una hormona producida en el páncreas. Su importancia radica en que es la encargada de posibilitar la entrada de la glucosa en las células para servir de fuente de energía para éstas. La glucosa es un azúcar simple que llega a la sangre fruto de la digestión y de la transformación de azucares más complejos. Si falta la insulina, hay demasiada glucosa, o no cumple con la misión mencionada por algún motivo, aumenta el nivel de glucosa en la sangre provocando una hiperglucemia, uno de los rasgos principales de la diabetes mellitus. Es lo que coloquialmente se conoce como "tener alto el azúcar en sangre".

¿Conoces las señales de alerta de la diabetes?

Para determinar si un paciente tiene diabetes latente o diabetes, los profesionales de la salud realizan una prueba de glucosa en el plasma en ayunas (GPA) o una prueba oral de tolerancia a la glucosa (POTG). Con cualquiera de esas dos pruebas, puede diagnosticarse la diabetes latente o la diabetes. La American Diabetes Association recomienda la prueba de GPA porque es más económica, rápida y fácil de realizar.

Si en la prueba de GPA se detecta un nivel de glucosa en la sangre en ayunas entre 100 y 125 mg/dl, significa que la persona tiene una diabetes latente. Una persona con un nivel de glucosa en la sangre en ayunas de 126 mg/dl o superior padece diabetes.

Hoy muchas personas tienen la pre-diabetes, una condición en la cual los niveles de azúcar en la sangre están más alto de lo normal, pero no todavía lo suficiente como para un diagnóstico de diabetes. Los factores de riesgo de la pre-diabetes incluyen el tener antecedentes familiares con diabetes, la tolerancia deteriorada a la glucosa, el sobrepeso o la obesidad, y poca actividad física.

Para confirmar con seguridad, si eres o no diabético, debes ir al médico quien es el único autorizado para confirmar el diagnóstico al tomar en cuenta la presencia de los síntomas ya señalados y realizar un análisis de glucemia en sangre, para detectar el que ya hemos mencionado como el principal rasgo de la diabetes: la hiperglucemia. El médico indicará el tratamiento adecuado según el tipo de diabetes.

La diabetes mellitus puede ser controlada, para bajar el riesgo de complicaciones serias y hasta la muerte prematura. Es muy importante seguir las indicaciones del tratamiento con medicamentos, controlar la alimentación y practicar actividad física todos los días.

Recuerda que el sobrepeso y la obesidad es un camino que con toda seguridad conduce a la diabetes. Sin embargo, mucha gente diabética no experimenta ningún síntoma, por lo tanto hay que estar alerta ante la presencia de los síntomas señalados y visitar al médico tratante para un control periódico de la salud. Es mejor prevenir que lamentar.

La alimentación tradicional te puede ayudar a prevenir la diabetes

Las personas con diabetes tienen las mismas necesidades nutricionales como cualquier otra persona. En combinación con el ejercicio y medicaciones (insulina o pastillas de consumo oral de diabetes), la nutrición es esencial para mantener su diabetes bajo control.

Sobre la diabetes, hay buenas noticias, una alimentación variada y balanceada, y y observando el tamaño de las porciones de comida, con alimentos bajos en grasa, ricos en fibra y en cantidades adecuadas que se complemente con actividad física, también le ayudarán a mantener un nivel de glucosa normal y a prevenir esta enfermedad. Puedes evitar la diabetes con una dieta que contenga menos dulces y que sea más rica en alimentos tradicionales como el maíz, granos, hortalizas, verduras y frutas.

Recomendaciones nutricionales para personas con diabetes:

Alimentos con alto índice glicémico
Cerveza
Harina de arroz
Papas (fritas, horneadas, a la francesa)
Pan blanco sin gluten
Apio nabo, apio rábano (cocido)*
Arroz precocido
Corn flakes (cereales)
Harina blanca de trigo
Pan blanco (cuadrado y de hamburguesa)
Zanahorias (cocida)*
Puré de papa/patata
Auyama
Patilla
Azúcar blanco
Azúcar moreno (integral)
Pan francés blanco
Cereales refinados (con azúcar o edulcorante)
Chocolate, tableta (con azúcar o edulcorante)
Croissant
Harina de maíz
Pasta 
Pasta de trigo blando
Plátano (cocido)
Polenta
Risotto
Special K®
Sodas, gaseosas (bebidas endulzadas, carbonatadas, saborizadas)
Tacos
Musli, muesli (con miel o azúcar...)
Mermelada (con azúcar)
Ñame
Panela/ chancaca/ papelón/ piloncillo
Pan semi-integral (con levadura)
Papas/patatas hervidas (con cáscara/piel)
Piña (lata)
Sorbete, helado de frutas (con azúcar o edulcorante)
Tamarindo (dulce)
Remolacha (cocinada)*
Tallarines chinos / fideos (de arroz)
Uva pasa
Cambur (maduro)
Chocolate en polvo (con azúcar o edulcorante)
Helado de crema (con azúcar o edulcorante)
Melón
Miel
Pan de leche
Pizza
Espaguetis blancos bien cocidos
Ketchup
Mostaza (con azúcar)
Nutella®
Melocotones (lata, con azúcar)
Níspero japonés
Papaya (fruta fresca)
Sushi
Yuca
Zumo/jugo de mango (sin azúcar)
110
95
95
90
85
85
85
85
85
85
80
75
75
70
70
70
70
70
70
70
70
70
70
70
70
70
70

70
65
65
65
65
65
65
65
65
65
65
65
65
60
60
60
60
60
60
60
55
55
55
55
55
55
55
55
55
55

Referencias