En busca de un peso saludable


Daniela Aguilar
Fundación Bengoa

Actualmente existe la tendencia de idealizar la imagen corporal que va de acuerdo con los mensajes publicitarios o gustos de llamados "gurús" de la moda, que nos venden una imagen de belleza basada en la extrema delgadez.

La delgadez es un asunto de salud, al igual que la obesidad; cada individuo tiene un peso ideal o recomendado y caer en los extremos, acarrea inconvenientes para la salud. La grasa corporal, ese tejido que muchas creen que siempre esta de más y que mientras menos tenga mejor, cumple funciones importantes como el mantenimiento de la temperatura corporal, servir de soporte para diversos órganos, dar formas características del cuerpo femenino, depósito y sustrato para la producción de hormonas, depósito de energía, entre otros. Por lo tanto, es importante el mantenimiento de un porcentaje de grasa adecuado para la edad y sexo.

Existen personas muy delgadas por naturaleza, es decir, que toda su vida han sido así, que tienen antecedentes familiares de delgadez y que sus valores sanguíneos están acordes con un individuo perfectamente sano, en contraste, existen personas que ciegamente se guían por un patrón de delgadez tan exagerado que ponen en riesgo su salud, al extremo de padecer enfermedades de origen psicológico, donde, aún y cuando sean muy delgadas se ven y se sienten gordas, recurriendo a purgas, no comen por períodos prolongados de tiempo, hacen ejercicio de forma desmedida y se provocan el vómito, en busca de perder la mayor cantidad de peso posible. Muchas de estas personas se han visto al borde de la muerte o han fallecido.

Los medios de comunicación, la publicidad, los concursos de belleza y la moda, han promovido una imagen distorsionada de belleza, adelgazando la figura femenina al máximo y asociando, de forma descarada, el éxito personal, profesional, económico y sentimental a la delgadez, sin tomar en cuenta la relación peso-salud, las mujeres que han logrado un peso inadecuado para verse muy delgadas, presentan problemas de fertilidad, falta de períodos menstruales, piel áspera, cabello reseco, uñas débiles y quebradizas, mal humor y en algunos casos hasta problemas psicológicos.

¿Que es normal o ideal y que no?

La manera más sencilla y común para determinar el peso adecuado de una persona adulta, tomando en cuenta su estatura, es el Índice de Masa Corporal (IMC), el cual es muy sencillo de obtener, solo divida su peso actual (en kilos) entre su estatura (en metros) elevada al cuadrado, he aquí un ejemplo:

Si usted pesa 70Kg y mide 1,65 metros (un metro sesenta y cinco), eleve al cuadrado la estatura (1,65)2 lo que es igual a: 1,65 x 1,65 = 2,72, luego divida el peso entre este valor que acaba de obtener 70 2,72=25,73 este es el resultado de su IMC.

¿Cómo saber si su peso es adecuado, demasiado o insuficiente?

El IMC viene expresado en rangos, estos le permiten conocer cual es su situación en base a su resultado:

Resultado Interpretación
Menos de 15 Desnutrición Muy Severa
De 15 a 15,9 Desnutrición Grado III
De 16 a 16,9 Desnutrición Grado II
De 17 a 18,4 Desnutrición Grado I
De 18,5 a 24,9 Normal
De 25 a 29,9 Sobre peso
De 30 a 34,9 Obesidad Grado I
De 35 a 39,9 Obesidad Grado II
Mayor de 40 Obesidad Grado III u Obesidad Mórbida
 
Fuente: Organización Mundial de la Salud. 1995.

El IMC a pesar de ser sencillo y mundialmente utilizado, tiene una debilidad, no diferencia entre el peso que corresponde a grasa y el que corresponde a músculo, huesos y tejidos en general, es decir, un deportista que posea grandes cantidades de músculo en su cuerpo no puede utilizar el IMC para conocer si su peso es adecuado o no, ya que el resultado caería en la categoría de sobrepeso u obesidad, por lo tanto, para determinar las proporciones de grasa y músculo en esa persona, son necesarias medidas especiales, que solo un profesional de la nutrición puede determinar.

Otro indicador de dimensiones corporales que podemos tomar fácilmente es la circunferencia de la cintura, muchas personas, generalmente los hombres, suelen tomar en chiste ese "koala natural" que exhiben con cierto orgullo porque cuesta mantenerlo, en algunos países el exceso de peso fue considerado símbolo de bienestar o de poder económico; actualmente se considera una epidemia mundial, ya que, se ha expandido abarcando individuos de todos los estratos sociales. Esa pancita antiestética está formada por tejido adiposo (grasa) que cuando se acumula en exceso favorece la aparición de: enfermedades cardiovasculares (hipertensión, accidentes cerebro vasculares, infartos), mayor probabilidad de desarrollar diabetes, alteraciones en las grasas de la sangre (colesterol y triglicéridos altos), aumento de radicales libres y por ende predisposición al cáncer, entre otros.

En Venezuela entre las principales causas de muerte se encuentran las enfermedades cardiovasculares, como los Infartos y los Accidentes Cerebro Vasculares. Usted puede conocer su riesgo cardiovascular fácilmente a través de los valores de que obtenga al medirse la circunferencia de cintura. Es muy sencillo, con un centímetro mídase la cintura a nivel del ombligo y luego busque el valor en la siguiente tabla para identificar su riesgo cardiovascular.

Mujeres Hombres Interpretación
De 80 a 87cm De 94 a 101cm Riesgo elevado
Mayor a 88cm Mayor a 102cm Riesgo muy elevado
 
Fuente: ATP III, 2001. Expert Panel on Detection, Evaluation,
and Treatment of High Blood Colesterol in Adults.

¿Qué hacer cuando se presenta riesgo elevado de desarrollar enfermedades crónicas, en base a la circunferencia de la cintura?

No utilice fajas, yesos, bolsas, cremas, masajes, inyecciones ó procedimientos invasivos que pongan en riesgo su salud, y que además no logran el efecto que se busca, aumentando su frustración. Tome la decisión de modificar su estilo de vida, ya que para eliminar el exceso de grasa localizada en su cintura es importante ejercitarse y adoptar buenos hábitos alimentarios. Consulte con un profesional de la nutrición.

Si por el contrario, cuenta usted con un peso adecuado para su estatura, mantengase saludablemente delgada siguiendo estos consejos:

¿Qué hacer cuando el peso no es el adecuado bien sea por falta o por exceso? No recurra a ningún tipo de producto o dieta de moda que quieran venderle como milagroso para solucionar su problema, busque ayuda de un profesional de la nutrición. Los nutricionistas o en su defecto, médicos que hayan hecho una especialización en el área, son los únicos calificados para ofrecerle una orientación adecuada ya que, además de tomar en cuenta su condición individual, diseñarán un plan de alimentación ajustado a sus necesidades y ritmo de vida.


Referencias:

  1. ATP III, 2001. Expert Panel on Detection, Evaluation, and Treatment of High Blood Cholesterol in Adults. Executive Summary of the Third Report of the National Cholesterol Education Program (NCEP) Expert Panel on Detection, Evaluation, and Treatment of High Blood Cholesterol in Adults (Adult Treatment Panel III). JAMA. 2001 May 16; 285-97

  2. CARRARO R. et al. Investigación Básica en Obesidad. Revista Española de Obesidad. Volumen I, N° 2. 2003.

  3. ILSI, OPS. Conocimientos Actuales Sobre Nutrición. Séptima Edición. Washington, DC. 1997.

  4. MAHAN, KATHLEEN L. Nutrición y Dietoterapia de Krause. Décima Edición. Méjico. 2001.

  5. RIOBÓ P Y COLS. Obesidad en la Mujer. Revista Nutrición Hospitalaria. 2003.