Federico Gómez


1898-1980

Federico Gómez

Si bien había antecedentes significativos - como la ya clásica descripción de la desnutrición por José Padrón Correa en la revista Médica de Yucatán en 1906 - la nutriología mexicana moderna se inicia a mediados de la década de los cuarenta con base en tres instituciones y tres personalidades: el Hospital Infantil creado por Federico Gómez, el Instituto Nacional de Nutriología creado por Francisco de Paula Miranda y el Hospital de Enfermedades de la Nutrición creado por Salvador Zubirán. En las líneas que siguen se hace una breve semblanza del primero de ellos, Federico Gómez y su obra.

Federico Gómez nació y vivió sus primeros años en Zaragoza, pequeña población del estado de Coahuila en el Norte de México. Sus estudios de preparatoria los realizó en el Ateneo Fuente en la capital del estado y en 1916 se trasladó a la ciudad de México para estudiar en la Escuela Nacional de Medicina; un año más tarde pasó a la Escuela Médico Militar en la que se graduó como Mayor Médico Cirujano y Partero en 1921.

La carrera del Dr. Gómez lo llevó a ocupar diversos puestos académicos y administrativos dentro y fuera del ejército. Fue Director del Hospital Militar de la ciudad de Pachuca.

En su condición de médico militar, el Dr. Gómez Santos realizó un internado de 18 meses en el Saint Louis Children's Hospital, de la ciudad de Saint Louis, Missouri (Estados Unidos). A su regreso a México, es ascendido a Teniente Coronel. En 1929 completó su formación como pediatra después de una estancia en la Clínica de los Hermanos Mayo (Rochester, Rhode Island, Estados Unidos). Concluído este entrenamiento, se le designó Profesor de Pediatría de la Escuela Médico-Militar, cátedra que desempeñó hasta 1948. Para esa fecha ya había alcanzado el grado de General Brigadier y ocupaba la Dirección General de Sanidad Militar.

En estos años desempeñó otros puestos, entre ellos, la jefatura del Servicio de Pediatría del viejo Hospital Militar de la Colonia de los Doctores; médico adjunto primero, y Director después, de la antigua Casa de Cuna de Coyoacán; y Jefe de Servicio y Director General de Higiene Materno-Infantil de la entonces Secretaría de Asistencia Pública. En esta posición promovió la creación de centros materno-infantiles en el país. Fue Profesor de Puericultura en la Universidad Nacional Autónoma de México, iniciador de cursos de postgrado en pediatría, Director de Sanidad Militar, Director de Centros de Asistencia Infantil y Fundador y Director del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional del Instituto Mexicano del Seguro Social. Fundó además la Sociedad Mexicana de Pediatría y una agrupación muy peculiar llamada Asociación de Investigación Pediátrica, en cuyas sesiones semestrales se expresa mucho de su legado como maestro y promotor de la excelencia académica.

El Dr. Gómez Santos se encargó de dirigir y coordinar los planes, programas y proyectos para la fundación del Hospital Infantil de México, donde ocupó el cargo de Director después de la inauguración de la instalación, el 30 de abril de 1943.

El Hospital Infantil de México fue el escenario donde el Dr. Gómez Santos alcanzó su máxima plenitud como médico e investigador. En este Hospital fundó las bases para revolucionar la labor asistencial al niño enfermo, la docencia pediátrica y la investigación científica al servicio de la niñez. Durante los primeros años de existencia del Hospital Infantil de México se ocupó simultáneamente de la Dirección de la institución y de la Jefatura del Servicio de Lactantes y Prematuros. De la experiencia acumulada como Jefe de este Servicio, el Dr. Gómez Santos comprendió la necesidad de la fundación de una Sala de Nutrición (la que pasó a dirigir), convencido de que la desnutrición, como problema nacional, debía estudiarse a fondo en sus múltiples aspectos biológicos, sociales, culturales y económicos.

Como fundador del Hospital Infantil, Federico Gómez cuidó de rodearse de un conjunto de destacados colaboradores que convertían a la institución en el alma mater de la pediatría mexicana y en un centro de investigación, enseñanza y asistencia de primer nivel y reconocido prestigio internacional. Producto de su trabajo y la de sus colaboradores se elaboraron las pautas para la clasificación de la desnutrición infantil según el peso corporal del niño [Gómez F. Desnutrición. Bol Med Hosp Infant Mex 1946; 3:543]; la descripción del síndrome de recuperación nutricional [Gómez F, Ramos Galván R, Cravioto J, Frenk S. Malnutrition in infancy and childhood, with special reference to kwashiorkor. Advances in Pediatrics 1955;7:131]; la aplicación de dietas y tratamientos adecuados al tratamiento del niño desnutrido [Gómez F, Ramos Galván R. La recuperación del niño desnutrido empleando proteínas de origen vegetal y proteínas de origen animal. Bol Med Hosp Infant Mex 1947; 4: 513], la eliminación de las vitaminas como rutina en las dietas, entre otros trabajos y logros.

Para el Dr. Gómez Santos, las tres funciones básicas del Hospital Infantil de México, complementarias y estimulantes entre sí para lograr la máxima calidad de atención médica al niño, eran la asistencia médica, la docencia y la investigación.

El 15 de febrero de 1963 el Dr. Gómez renunció al cargo de Director del Hospital Infantil de México, para inaugurar y dirigir el Hospital de Pediatría del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el Centro Médico Nacional. Terminó su discurso de despedida a los que lo habían acompañado desde la fundación del Hospital Infantil con estas palabras: "... Tengo la absoluta convicción y el más acendrado deseo de que la juventud pediátrica que ha crecido a la sombra de nuestra Institución y se ha desarrollado a través de los canales científicos y éticos que ella ha marcado, la llevará a niveles científicos mucho más altos de los que ha tenido hasta ahora". En 1966 el Dr. Gómez Santos se retiró de toda labor profesional activa.

La labor profesional del Dr. Gómez Santos no quedó circunscrita a su patria chica. Su mismo espíritu inquieto lo llevó en 1951 a hacerse cargo de la Sección Materno-Infantil de la Oficina Sanitaria Panamericana, en Washington, DC (Estados Unidos). En esa misma fecha ocupaba también la posición de Director del Distrito IX de la Academia [Norte] Americana de Pediatría. Estas responsabilidades le permitieron visitar prácticamente todos los países latinoamericanos, establecer amistades y lazos entre todos los pediatras del continente y promover en ellos el interés por la salud del niño.

El Dr. Gómez Santos fue Presidente de la Sociedad Mexicana de Pediatría en 1940; y posteriormente de la Academia Mexicana de Pediatría. En 1940 fundó y fue el primer Presidente de la Asociación para la Investigación Pediátrica. En 1958 fue elegido Presidente de la Academia Nacional de Medicina.

Fue autor de más de 100 artículos científicos doctrinarios y filosóficos. Publicó páginas editoriales y periodísticas que más tarde reorganizó en dos amenos libros de puericultura y orientación a padres de familia: "Por la Salud de sus Hijos" (1938) y "La Salud y la Familia" (1976). Su inquietud y su agudo sentido de observación ya mencionado lo llevaron a otros campos literarios que plasmaron en una serie de inolvidables narraciones tomadas de la vida real, que luego se concentraron en sus bellas "Escenas de Hospital", "Andanzas de un Pediatra", "Marcela", "Noma (la tragedia de un médico)", entre otras. Federico Gómez falleció en la Ciudad de México el 9 de Enero1980.

Referencias Bibliográficas:

Fundación CAVENDES. "Alimentación y Nutrición. Personas e Instituciones". Notas para su Historia en Venezuela., Caracas 1998.

Sociedad Cubana de Nutrición Clínica. Galería de Fundadores. In Memoriam: Dr. Federico Gómez Santos (1897 - 1980). Disponible: http://www.nutricionclinica.sld.cu/Patrimonio/FedericoGomez.htm [Consulta: 2010, enero ]