Valores de Energía y Nutrición. Venezuela 2012

Artículos, libros, monografías y colaboraciones

Editores: Maritza Landaeta-Jiménez, Yaritza Sifontes y Carla Aliaga.

El compromiso de los investigadores en nuestro país, se ha manifestado siempre por su aporte significativo en el desarrollo de la nutrición de distintas épocas, siendo uno de ellos la estimación de los Valores de Referencia del año 2000 (Instituto Nacional de Nutrición). En atención a la recomendación del comité de expertos FAO/OMS/UNU, 2004, un grupo de éstos investigadores, se organizaron para llevar a cabo la actualización 2012 de los valores de referencia de energía y nutrientes. La sugerencia del comité a los países, orienta la revisión de las recomendaciones nutricionales con la nueva metodología de cálculo del gasto energético de individuos y la ingesta mínima de calorías, que debería consumir una persona para mantener un adecuado estado de salud físico y mental.

Además los cambios significativos en el perfil demográfico, epidemiológico, nutricional y de salud de los venezolanos ocurridos en la década precedente, son variables que también justifican esta edición 2012 de los valores de referencia de Energía, Proteínas, Carbohidratos, Grasas, Hierro, Calcio, Yodo, Zinc, Selenio, Cobre, Fósforo, Magnesio, Molibdeno, Flúor y las vitaminas C, D, E, K, A, Carotenoides, Ácido Fólico, Niacina y Polifenoles, iniciativa apoyada por la Fundación Bengoa en alianza con ILSI Nor Andino, Capítulo Venezuela. La primera publicación se realizó en la revista Archivos Latinoamericanos de Nutrición Volumen 63, Número 4, seguida de la síntesis de los Valores de Referencia de Energía y Nutrientes, tipo libro en 2015 (ISBN: 978-980-12-7910-5). La tercera publicación: Valores de Energía y Nutrientes. Venezuela 2012, es un libro electrónico pensado para la docencia e investigación.

Nuestro reconocimiento a los investigadores, asesores e instituciones que con dedicación y mística de trabajo, posibilitaron esta publicación, en especial a los coordinadores: Maritza Landaeta-Jiménez (Energía), Marisa Guerra (Proteínas), Marisela Granito (Carbohidratos), María Isabel Giacopini (Grasas), María Nieves García Casal (Hierro, Yodo, Zinc, Selenio, Cobre, Molibdeno, Vitamina C, Vitamina E, Vitamina K, Vitamina A, Carotenoides, Polifenoles, Ácido fólico), Coromoto Tomei (Calcio, Vitamina D, Fósforo, Magnesio y Flúor) y Diamela Carías (Niacina).

A la Profesora España Marco (UCV) por su asesoría y valioso aporte durante el desarrollo de la investigación y de la publicación. A los investigadores Cristina Palacios (Escuela Graduada de Salud Pública, Universidad de Puerto Rico), Juan Pablo Peña Rosas (Organización Mundial de la Salud) y Juscelino Tovar (Lund University, Departamento. de Nutrición Aplicada) por su asesoría y participación en los equipos de trabajo. Así como también, a los investigadores Betty Méndez de Pérez y Pedro Reynaldo García (UCV), Pedro Alexander (Universidad Pedagógica Experimental Libertador. Instituto Pedagógico Barquisimeto), Héctor Herrera (USB) y Yimi Vera Barboza (LUZ), por su valioso aporte para la distribución de la población mayor de 18 años según nivel de actividad física. A los investigadores Guillermo Ramírez y Maura Vásquez por el análisis estadístico (Escuela de Estadística-UCV). A las profesoras de las Escuelas de Nutrición y Dietética de la UCV (Departamento de Ciencias de la Salud Pública), y a las Profesoras de la Escuela de Nutrición y Dietética de la ULA por los resultados de las encuestas de consumo en Caracas y Mérida y a la Dra. Mercedes López de Blanco por la revisión de este trabajo.

Agradecemos la colaboración del Instituto de Investigaciones Científicas, a la Universidad Central de Venezuela, Universidad Simón Bolívar, Universidad del Zulia, Universidad de los Andes, CENDES ( Centro de Estudios del Desarrollo, UCV), Hospital Universitario de Caracas, Hospital de Niños JM de los Ríos, Centro de Atención Nutricional Infantil Antímano (CANIA), Universidad de Puerto Rico, Escuela Graduada de Salud Pública, Lund University, Departamento de Nutrición Aplicada y a ILSI Nor Andino (International Life Sciences Institute), Capítulo Venezuela por el financiamiento de esta publicación. En nombre de la Fundación Bengoa nuestro reconocimiento al compromiso personal e institucional de continuar fortaleciendo la investigación en nuestro país.

Virgilio Bosch Román
Presidente de la Fundación Bengoa

Evita ingerir en exceso alimentos que contengan ácidos grasos saturados, los cuales tienden a aumentar el nivel de colesterol malo, por ejemplo: la piel del pollo, la grasa de la carne, margarinas, leche entera, quesos, tocino y frituras en general.
#FundaciónBengoa #Nutrición

Incorpora actividad física en tu rutina diaria. La recomendación es realizar mínimo 30 minutos al día de la actividad física que prefiera, de moderada a alta intensidad, no necesariamente continua, incluso pueden ser 3 tandas de 10 minutos cada una. 

#FundaciónBengoa

¿Sabías qué? Reemplazar las grasas saturadas en tu dieta por grasas no saturadas puede reducir significativamente el riesgo de enfermedad cardíaca en casi la misma cantidad que los medicamentos para reducir el colesterol.

#FundaciónBengoa #Grasas #Nutrición #Alimentación

Cargar más...

Pin It on Pinterest

Share This